Una antigua variedad de cereal sin gluten.​

​Este gran desconocido para el público, es un cereal de grano pequeño que se cultiva desde hace más de 5000 años en Etiopía y que forma parte importante de la dieta de este país, con el que se elabora harina para hacer tortillas.

Junto a la quinoa, amaranto y mijo, el Teff tiene un alto contenido en proteínas, lo cual no es muy común en los cereales, por lo que lo hace especialmente recomendable para los deportistas de élite. De hecho se está empezando, aunque poco a poco, a recomendar en las dietas de gimnasios, y centros deportivos.  También para los diabéticos de tipo II por su efecto saciante y por el alto contenido en fibra, además de contener carbohidratos de absorción lenta.

Otra gran noticia es que  contiene los 8 aminoácidos esenciales (al igual que la soja, espelta y quinoa). «Los aminoácidos esenciales son aquellos que el propio organismo no puede sintetizar por sí mismo. Esto implica que la única fuente de estos aminoácidos en esos organismos es la ingesta directa a través de la dieta. Las rutas para la obtención de los aminoácidos esenciales suelen ser largas y energéticamente costosas. Cuando un alimento contiene proteínas con todos los aminoácidos esenciales, se dice que son de alta o de buena calidad, aunque en realidad la calidad de cada uno de los aminoácidos contenidos no cambia.» (Wikipédia)

En cuanto a contenido mineral, destacar su gran cantidad en calcio, al igual que el sésamo, por lo que que es altamente recomendable que lo consuman los niños en edad de crecimiento, y durante la edad adulta, sobre todo las mujeres para aliviar los posibles síntomas de osteoporosis, descalcificación, menopausia, etc. También contiene importantes cantidades de magnesio, manganeso y potasio, que tan recomendables son tras un esfuerzo físico y/o mental.

El Teff blanco es el más conocido y comercializado, pero también existe la variedad del rojo,  por su contenido en hierro.
Os animo a seguir enriqueciendo la dieta con otro cereal a incorporar, con el que no sólo se puede hacer pan, sino reposteria, acompañar en yogures, leches, ensaladas, etc.

Share This