Seleccionar página

¿Las cremas de verduras te parecen aburridas? Pues piensa en las semillas de chía, lino, calabaza o girasol. Son un recurso original, nutritivo y chisporroteante para incorporar a tus cremas.

¡A POR ELLO! PASITO A PASITO…

1. Lava el brócoli y escúrrelo. Pela y corta muy pequeña la cebolleta.

2. Pon a calentar una sartén con el aceite de oliva, añade las pipas de calabaza, remueve e incorpora la cebolleta y el brócoli. Cocina hasta que las verduras queden pochadas y tiernas. Incorpora 2 tazas de agua, la Bebida de Coco  y la pastilla de Caldo de Vegetales bio desmenuzada. Cuando empiece a hervir, mantén la cocción durante 10 minutos. Retira del fuego y tritura.

3. Reparte la crema de brócoli en cuenquitos y espolvorea por encima las semillas de Chía y de Lino bio y las pipas de girasol, y finaliza añadiendo un chorrito de nata de soja.

FUENTE: SANTIVERI

 

Share This