En árabe significa “Padre de todos los alimentos”.​​

Este alimento entró en mi vida nutricional hace relativamene poco. Llegó a mis oídos su completa riqueza en oligoelementos y sus fantásticas propiedades en la caída del cabello y su refuerzo en uñas y piel. Un conocido me dijo que sólo había que fijarse en el brillo y esplendoroso pelaje de los caballos y los conejos. Así que heché mano del Diccionario de la Naturaleza y de la Vida. Giro Editores, Colombia, 2000 y encontré un sin fín de propiedades medicinales dignas de tener en cuenta, que me convencieron para integrarlo diariamente en mis ensaladas, confiriéndole un sabor y textura suave y diferente.

«Es una espléndida fuente de clorofila, aminoácidos (arginina, histidina, triptófano) y enzimas. Estimula el crecimiento para los niños y jóvenes en desarrollo porque cuenta con cuatro factores, siendo dos de ellos el factor alfa y el factor ácido orótico ó vitamina B13 que, además, ayudan en la utilización adecuada de los alimentos. Contiene vitamina U, los científicos afirman que esta vitamina es la gran esperanza para la curación de úlceras estomacales, La vitamina K presente en la Alfalfa previene y cura la alta presión sanguínea; es esencial para la coagulación en las hemorragias y en la cicatrización. Neutraliza la acidez sanguínea que provoca alteraciones psicosomáticas. Es un buen diurético y laxante natural. La Alfalfa es una de las mejores fuentes de calcio, influye en la formación de dientes y huesos sanos previniendo la osteoporosis; elimina los calambres crónicos y regula el ritmo cardíaco, mejora la circulación, mineraliza y ayuda en la fatiga; normaliza el PH sanguíneo, ayuda en las inflamaciones, especialmente en artritis, actúa en el asma, previene las arrugas, purifica el aliento y activa el metabolismo. La vitamina B12, el cobre, el colbalto y el hierro que contiene la Alfalfa, favorecen el aumento de las células sanguíneas y su renovación, curando la anemia. Su alto contenido de vitamina A, la hace apropiada para fortalecer los ojos, la piel, las mucosas y como factor antioxidante para evitar la formación de los radicales libres (toxinas). La Alfalfa contiene un aminoácido llamado canavanine que ayuda a las personas con leucemia, cáncer en el páncreas, y colón. También contiene estrógenos vegetales (fitoestrógenos), que controlan las oleadas de color y la sudoración en la menopausia y el dolor premestrual (cólicos mestruales, dolor de senos, dolor de cabeza etc.), previniendo el tumor en los senos.» (Grupo Empresarial NATURALEZA y VIDA).

Análisis de 100 gr. de Alfalfa deshidratados. Fuentes: Nutricional Evalutation of Sprounts and Grasses. ( V. Kulviskos).

VITAMINAS
A:…………. Hasta 44.000 u.i.
B: ………………………1.040 u.i.
E: ……………………………50 u.i.
K: ……………………………15 u.i.
C: ………………………….176 u.i.

B1:…………………………0.8 mg.
B2:…………………………1.8 mg.
B3: …………………………..5 mg.
B5: ………………………..3.3 mg.
B6:…………………………1.0 mg.
B12:……………………..0.3 mcg.
Niacina:……………………. 5 mg.
Acido Pantoténico: …3.3 mg.
Inositol: ………………….210 mg.
Biotina:………………….. 0.3 mg.
D:……………………….. 1.040 u.i.
Acido Fólico: …………..0.8 mg.

MINERALES

Fósforo: …………250 mg.
Calcio: …………1.750 mg.
Potasio: ………2.000 mg.
Sodio: …………….150 mg.
Azufre: ……………290 mg.
Magnesio: ………310 mg.
Cobre: ………………..2 mg.
Manganeso: ………..5 mg.
Hierro: ………………35 mg.
Boro: ………………..4.7 mg.
Cloro: ………………280 mg.
Molibdeno:…….. 2.6 ppm.

OTRAS SUSTANCIAS
Hidratos de carbono: ……… 40%
Fibras:…………………………….. 25%
Proteínas:……………………….. 20%
Grasas salubres: ………………..3%

Aunque también contiene indicios de vitamina B13, H y U, zinc, níquel, plomo, entroncio, silicio y paladio, no esta determinada su cantidad.
u.i.: Unidades Internacionales, ppm: Partes por millón, mg: miligramos, mcg: microgramos.

Share This