La Fiesta de la Calabaza

Los antiguos pueblos celtas, llegado el final de Octubre, solían celebrar una gran fiesta para conmemorar “el final de la cosecha”, bautizada con la palabra gaélica de Samhain. Significa, etimológicamente, ‘el final del verano’. 

Esta fiesta representaba el momento del año en el que los antiguos celtas almacenaban provisiones para el invierno y sacrificaban animales.

Se acababa el tiempo de las cosechas, y a partir de entonces, los días iban a ser más cortos y las noches más largas. Los celtas creían que en esta noche de Samhain (hoy noche de Halloween),
los espíritus de los muertos volvían a visitar el mundo de los mortales. Encendían grandes hogueras para ahuyentar a los malos espíritus.

Era la fiesta nocturna de bienvenida al Año Nuevo.

 

Propiedades Medicinales y nutritivas

Y en esta época el alimento estrella es la Calabaza. Entre sus principales propiedades destacan el aporte de aminoácidos que nos brinda, la presencia de ácido oleico, palmítico y silícico. Las vitaminas son otro de lso componentes presente en la calabaza, sobre todo la vitamina A y B, además de varios minerales necesarios para mantener una dieta correcta.

La calabaza es un alimento que contiene altas cantidades de fibra, pero a pesar de ello es perfecta para devolver a nuestro intestino su estado habitual en los estados de diarrea y desajustes gástricos. Junto a esto es un alimento que nos ayuda a mejorar los síntomas de la reuma, ya que es un buen diurético y en casos de artritis e inflamaciones articulares se encarga de ayudarnos a frenar los líquidos que en la mayoría de los casos causan en dolor.

Sobre todo el efecto que tiene la calabaza es diurético y depurativo, por esto es una buena manera de mantener unos riñones en perfectas condiciones. Desde siempre se han utilizado las calabazas para acabar con los parásitos propios del intestino como las lombrices o las tenias que aminoran nuestra salud poco a poco.

Ingredientes

– 400ml de leche Coco
– 1 calabaza de 1kg. más o menos
– 1 cebolla
– 1 patata
– Perejil fresco
– pipas de calabaza
– 150 ml de agua mineral
– 2 cucharadas soperas de maiz tierno
– 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
– 1 cucharadita de sal marina sin refinar
– 4 cucharadita de curry en polvo
– 1/4 cucharadita de ajo en polvo
– 1/2 cucharadita de cúrcuma

Preparación

Paso 1

Pela la calabaza y cortarla en pedazos pequeños.

Paso 2

Pelar la patata, tocearla en dados y cortar muy fina la cebolla .

Paso 3

Sofreir la cebolla y cuando esté traslúcida añadir la calabaza, la patata y el agua mineral.

Paso 4

Cocerlo todo durante 10 minutos aproximadamente i añadir la sal, las especies,  y el maiz tierno. Removerlo poco a poco para que los ingredientes se vayan integrando.

Paso 5

Apagar el fuego, añadir en ese momento la leche de coco, triturarlo todo hasta obtener una textura fina.

Paso 6

Decorar con el perejil fresco picado, las pipas.

Observaciones: la decoración puede ser con semillas como el sésamo, se puede espolvorear canela, almendras en polvo… sugerencias al gusto.

Que paséis una buena celebración de Todos los Santos. En la cultura celta se llama SAMHAIN, que significa «el final del verano»

 

 

Share This